Todo lo que debes saber sobre asambleas en Propiedad Horizontal 2021

Cuando habitamos en un conjunto residencial, sea de casas o edificios siempre escuchamos eso de ‘la asamblea’, que es una reunión que se hace una vez al año y que parece que durase dos. Pero, ¿Nos hemos puesto a pensar qué es en realidad la asamblea de copropietarios?

¿Qué la compone? ¿Por qué se hace?

Bueno, la asamblea en un término global son todos los propietarios de bienes privados en una copropiedad y es el órgano máximo de la propiedad horizontal, está compuesta  por los propietarios de bienes privados, sus representantes (empoderados) y los delegados. Ninguna decisión se puede tomar sin el consentimiento de la asamblea. Decisiones como el pago de administración, proyectos en las zonas comunes, cuotas extraordinarias y demás son algunas de las determinaciones que aprueba la asamblea. Ahora, ¿Por qué en algunas asambleas el voto de algunos copropietarios vale más que el de otros? La respuesta es por el coeficiente, es decir, a mayor extensión hay mayor porcentaje de coeficiente (este también funciona para definir los pagos de administración, a mayor extensión de la copropiedad, mayor cuota de administración) de igual forma si es propietario de más bienes tiene más coeficiente. 

 ¿Con ese voto que se define?

Con ese voto se definen muchos asuntos que hacen parte de las  funciones de la asamblea que son: 

  • Nombrar o cesar al administrador, definir su periodo de gestión y su remuneración.
  • Nombrar o cesar a los miembros del consejo de administración y del comité de convivencia por un periodo de un año. De igual forma se pueden volver a renovar a los miembros de estos comités. 
  • Aprobar o impugnar los estados financieros, el presupuesto de gastos y gastos.
  • Aprobar o impugnar el presupuesto anual y las cuotas para responder a los gastos ordinarios o extraordinarios, así como definir el fondo de imprevistos.
  • Adoptar las reformas al reglamento de propiedad horizontal
  • Decidir las reformas que se van a realizar en la copropiedad durante el término de un año. 

La participación y el voto en la asamblea tiene ciertas limitaciones, por ejemplo, si se es arrendatario se puede participar, mas no votar. La dinámica anterior, aunque más complejo se da con las personas morosas, pueden participar y tener voz (con participación limitada), pero no voto. 

En el caso de las unidades propietarias, sólo tiene el voto la persona que figure como dueño de la propiedad. Por ejemplo, al cónyuge de la persona propietaria sólo le está permitido deliberar y participar, más no votar, ya que la persona que figura como votante es su cónyuge. El mismo caso aplica con hijos y otros residentes de la misma unidad que tengan consanguinidad. 

En últimas, y cómo resumen general, la asamblea general se encarga de tomar las decisiones que interesan a la propiedad horizontal, y como todo, esta se sostiene de ciertas normas y consideraciones para ser llevada a cabo. A muchas personas les puede parecer irrelevante la celebración de esta, pero de ello depende el progreso de la copropiedad y la comunidad.  

Si no sabes como se debe llevar a cabo la asamblea de tu conjunto residencial puedes dejarnos un mensaje aquí

Entradas relacionadas

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.