Acciones contra el ruido generado en las copropiedades

Desde este espacio, HSG SYNERGY aporta algunas sugerencias para tratar de contrarrestar la contaminación auditiva, tan frecuente y grave en las copropiedades donde los casos son recurrentes entre quienes comparten bienes e intereses comunes.

A diferencia de los efectos del ruido en las ciudades, en cada edificio o conjunto con cualquier uso es fácilmente detectable el agente que los produce. Si bien algunos solo generan molestias a los vecinos, otros son graves y deterioran el sistema nervioso de las personas y, desde luego, el auditivo.

Los infractores de las normas se olvidan de sus deberes como ciudadanos y como miembros de una comunidad, y no tienen en cuenta los derechos de los enfermos, de los discapacitados, de las personas mayores y -en general- de las personas que deben trabajar, dormir y descansar.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes de ruido en edificios o conjuntos?

Ruido excesivo por fiestas, música a alto volumen, mascotas, alarmas de los carros, uso indebido de los pisos de madera, obras en las unidades privadas en horas no permitidas, mal uso del salón comunal, corrillos y juegos en las zonas comunes, uso de aparatos y herramientas eléctricas en horarios no permitidos (taladros, por ejemplo), y movimiento y trasteo de muebles.

Medidas que se pueden tomar

Hay acciones preventivas, entre ellas, recordarles a los propietarios sus derechos, deberes y prohibiciones mediante avisos, afiches y circulares.

También se pueden hacer las previsiones en los reglamentos. Sin embargo, cuando ya se ha cometido la falta las sanciones y procedimientos para su imposición se determinan en los reglamentos de propiedad horizontal; la asamblea o el consejo de administración las imponen y el administrador las ejecuta.

Las sanciones más comunes son las multas, la suspensión del uso de bienes y servicios comunes y la inclusión en el listado de infractores, que se ubica en lugares visibles.

Cuando se trata de ruidos externos, por ejemplo, obras u escándalos en zonas públicas se puede acudir al inspector de policía y denunciar la perturbación.

Si los ruidos se producen fuera del edificio o conjunto también se recomienda ir a la alcaldía y si se trata de inmuebles de uso industrial, será del ‘resorte’ de la Secretaría Distrital de Ambiente (en Bogotá).

Si tienes dudas sobre que medidas tomar para el ruido en tu copropiedad déjanos un mensaje aquí

Entradas relacionadas

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.