¿Qué debe contener un reglamento en Propiedad Horizontal?

Toda Propiedad Horizontal debe tener un reglamento que regirá a la copropiedad, este debe hacerse conforme lo estipula el artículo 5 de la ley 675 de 2001, y es diferente al manual de convivencia, que es un documento interno de la Propiedad Horizontal que no hace parte de la escritura pública

El reglamento de propiedad horizontal es de cumplimiento obligatorio, tanto para propietarios como arrendatarios, o cualquier otra persona que ocupe el inmueble a cualquier título. Lo anterior quiere decir que, en caso de presentarse alguna desavenencia entre alguno de los entes administradores y uno de los copropietarios con respecto al uso de un bien privado de éste dentro de la copropiedad, lo correcto es hacer uso de lo establecido para el tema en el reglamento, previamente aprobado en Asamblea de Copropietarios.

¿Qué es el reglamento en Propiedad Horizontal?

El Reglamento de Copropiedad Horizontal es el Estatuto o compendio normativo en el que se regulan los derechos y obligaciones específicos de todos los copropietarios de un edificio, conjunto, parcelación o condominio sometido al este régimen.

Está contenido en la copia de la escritura de compraventa que recibe cada propietario cuando compra su bien privado ya sea éste: casa, apartamento, bodega, local comercial, o cualquier otro que contenga para su uso, goce y disfrute, zonas y bienes comunes.

Normalmente, el contenido de los estatutos en todas las copropiedades se ha venido limitando a una simple transcripción de las normas de orden público contenidas en la ley 675 dejando por fuera temas complementarios que afectan significativamente en gran medida la convivencia de las comunidades sometidas a este régimen las cuales, por desconocimiento de la población, llevan a confrontaciones graves de vecindad.

El acelerado y agitado desarrollo de este régimen, nos está conduciendo a ajustar los procedimientos que permite la ley para crear espacios normativos de construcción colectiva con el consenso de todos sobre temas específicos que los afectan y fijar el alcance de cada una de ellas dentro del manual de convivencia como complemento del reglamento general el cual se vuelve de obligatorio cumplimiento.

Dentro de las enormes ventajas que se dan después de la generación de un cuadro normativo específico para cada copropiedad con el consenso de todos, está en primera medida el sometimiento dócil al cumplimiento de esas reglas para todo infractor, porque él participó y consintió en el establecimiento de esa regla para mejorar la calidad de vida de todos. Total, si yo consiento en fijar una regla y luego la transgredo, yo mimo me impongo la sanción.

En la práctica, lo que le molesta a la gente es que los demás le impongan reglas; y lo que mejora las relaciones, que todos los implicados o afectados participen en la fijación de su alcance.

Si tienes más dudas, escríbenos aquí HSG SYNERGY

Entradas relacionadas

Privacy Preferences
When you visit our website, it may store information through your browser from specific services, usually in form of cookies. Here you can change your privacy preferences. Please note that blocking some types of cookies may impact your experience on our website and the services we offer.